¿Interesado en mantenerte informado acerca del cannabis?

    Alimentación con cáñamo, sus nutrientes principales y sus beneficios

    Por: MVZ Carlos Uriel Flores Salazar. Coautor de artículos sobre el uso del cannabis medicinal en veterinaria y estudiante del último semestre de la carrera de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ-UNAM).

    Desde la existencia de las culturas del mundo antiguo, la Cannabis sativa L. ha sido una de las especies de plantas más utilizadas por la humanidad con diversos fines: textil, medicinal, espiritual, recreativo y alimenticio. Debido a su bajo impacto medioambiental, carácter multipropósito, sustentabilidad y versatilidad tiene potenciales aplicaciones en diversos sectores de la industria, tales como el agrícola y ganadero.

    Comúnmente se le denomina con dos términos: cáñamo y marihuana o cannabis. Aunque ambos hacen referencia a la misma planta (Cannabis sativa L) el cáñamo -a diferencia del cannabis- posee un bajo porcentaje del fitocannabinoideTHC (delta-9-tetrahidrocannabinol) considerado como el principal compuesto euforizante o psicotrópico.

    Los niveles permitidos de THC en el cáñamo pueden ir de menos del 0.3 % a menos del 1 %, dependiendo del marco regulatorio de cada país -siendo este último valor el caso de México-. Esto es, quizá, consecuencia de que los productos y subproductos obtenidos de los cultivos de cáñamo sean, en su mayoría, para consumo humano y por lo tanto deben ser inocuos.

    En la industria de los alimentos y suplementos alimenticios puede implementarse, ya sea utilizando las diversas partes de la planta, o bien, sometiendo dichas partes a procesos industriales para obtener derivados o subproductos. No obstante, la parte más utilizada para este fin es la semilla de cáñamo debido a su óptimo perfil nutricional.

    ¿Óptimo perfil nutricional?

    No es casualidad que la semilla de cáñamo haya sido ampliamente utilizada como alimento puesto que es una excelente fuente de proteínas, ácidos grasos, fibra, vitaminas y minerales. Una de sus más beneficiosas propiedades nutrimentales se debe a su excelente y equilibrado nivel de ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs, por sus siglas en inglés) Omega 6 y Omega 3 (ratio 3:1) obtenido a partir de la extracción del aceite de la semilla.

    La importancia de esto radica en que las dietas que consumimos hoy en día poseen un exceso de Omega 6, y en consecuencia, un desequilibrio de PUFAs (ratios 15:1-16:1) lo cual está asociado con una mayor susceptibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares, crónico-inflamatorias, autoinmunes y cancerígenas. [1] De hecho, un adecuado nivel de estos agentes bioactivos (PUFAs) se relaciona con propiedades vasodilatadoras y antiinflamatorias. [2][3]

    Por otro lado, la proteína de la semilla de cáñamo contiene un balanceado nivel de todos los aminoácidos esenciales. La arginina es uno de los aminoácidos que contiene en mayor concentración (más que otros alimentos como la papa, maíz, arroz, soja, huevo y trigo) y se relaciona con propiedades antihipertensivas, convirtiéndose en un potencial ingrediente nutritivo y bioactivo que puede promover la salud del sistema cardiovascular. [4][5]

    Incluso, el perfil proteico de la semilla de cáñamo es muy cercano al establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para niños de 2-5 años. [6][7] Otras propiedades bioactivas y beneficiosas de los nutrientes de la semilla de cáñamo demostradas en estudios in vivo e in vitro son como antioxidante, disminuyendo los niveles de colesterol en sangre (hipocolesterolémico) y modulando los niveles de glucosa en sangre. [8][9][10][11]

    ¿Y en los animales domésticos?...


    El cáñamo y sus derivados también pueden incluirse como ingredientes en las dietas de los animales domésticos, servir como sustrato de cama para diferentes especies, e inclusive, ayudando en la conservación de las abejas en épocas de sequía o baja floración.

    En diversas investigaciones su inclusión se ha traducido en beneficios sobre los parámetros productivos de los animales. Como muestra, en bovinos se ha reportado que la inclusión del cáñamo en su dieta puede resultar en un mejoramiento en el contenido y la calidad de PUFAs en carne y leche; retomando el ejemplo de las abejas, cuando hay épocas de escasez floral, los cultivos de cáñamo fungen como una reserva proteica, ya que si bien no producen néctar, sí producen polen; en el caso de un derivado como el aceite de semilla de cáñamo (el cual puede contener mayor cantidad del fitocannabinoide CBD) se puede administrar en animales de compañía como suplemento alimenticio, y al mismo tiempo, como coadyuvante para tratar signos relacionados con algunas enfermedades, tales como osteoartrosis o dermatitis atópica canina.

    Es importante mencionar que, la alimentación -tanto en producciones pecuarias como para animales de compañía- comprende la mayor parte de los costos para los cuidadores y productores. Es así que los beneficios no solo son sobre los parámetros productivos y calidad de vida de los animales, sino, también podría impactar positivamente en la economía de las y los productores. [12]

    En conclusión, diversas investigaciones existen al día de hoy cuya evidencia nos demuestra beneficios sobre los organismos al incluir el cáñamo en su dieta. Sin embargo, el marco regulatorio actual en el mundo en muchas ocasiones impide un adecuado progreso de las investigaciones, evitando que puedan llevarse a cabo en mayor escala, o en otras palabras, con un número de individuos mucho mayor.

    Además, es necesario que las regulaciones para el cáñamo industrial como alimento se apliquen y estén adecuadamente adaptadas a normas sanitarias y controles de calidad, ya que su perfil nutrimental puede variar entre los cultivos, y por lo tanto, su proceso debería someterse a una estricta vigilancia por las autoridades correspondientes, desde la semilla hasta el alimento.

    Su óptimo perfil nutricional sin duda existe, pero para ello, el cultivo y cuidado debe ser el adecuado, evitando el uso de pesticidas, agrotóxicos y utilizando terrenos libres de metales pesados. Todo esto con el fin de que los productos y derivados obtenidos sean totalmente inocuos y garanticen la calidad, es decir, que puedan aportar un correcto perfil de nutrientes para humanos y animales domésticos. 

    También te puede interesar

    El cannabis: la criminalización a comunidades negras y latinas

    ¿Dónde se encuentra México actualmente en temas de cannabis?

    Infografía: cannabis y epilepsia

    Referencias
    1. Simopoulos, A. P. (2002). The importance of the ratio of omega-6/omega-3 essential fatty acids. Biomed Pharmacother
    2. Pellegrino Cerino, et al. (2020). A Review Of Hemp As Food and Nutritional Supplement. Cannabis And Cannabinoid Research.
    3. Simopoulos, A. P., Leaf, A. & Salem, N. Jr. (2000). Workshop statement on the essentiality of and recommended dietary intakes for Omega-6 and Omega-3 fatty acids. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids.
    4. Malomo, S. A., Onuh, J. O., Girgih, A. T., & Aluko, R. E. (2015). Structural and antihypertensive properties of enzymatic hemp seed protein hydrolysates. Nutrients..
    5. Callaway, J. (2004). Hempseed as a nutritional resource: An overview. Euphytica.
    6. House, J. D., Neufeld, J., & Leson, G. (2010). Evaluating the quality of protein from hemp seed (Cannabis sativa L.) products through the use of the protein digestibility-corrected amino acid score method. Journal of Agricultural and Food Chemistry.
    7. Wang, Q. and Xiong, Y.L. (2019).Processing, Nutrition, and Functionality of Hempseed Protein: A Review. Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety. https://doi.org/10.1111/1541-4337.12450
    8. Tang, C.-H., Wang, X.-S., & Yang, X.-Q. (2009). Enzymatic hydrolysis of hemp (Cannabis sativa L.) protein isolate by various proteases and antioxidant properties of the resulting hydrolysates. Food Chemistry.
    9. Aiello, G., Lammi, C., Boschin, G., Zanoni, C., & Arnoldi, A. (2017). Exploration of potentially bioactive peptides generated from the enzymatic hydrolysis of hempseed proteins. Journal of Agricultural and Food Chemistry.
    10. Zanoni, C., Aiello, G., Arnoldi, A., & Lammi, C. (2017). Hempseed peptides exert hypocholesterolemic effects with a statin-like mechanism. Journal of Agricultural and Food Chemistry.
    11. Nongonierma, A. B., & FitzGerald, R. J. (2015). Investigation of the potential of hemp, pea, rice and soy protein hydrolysates as a source of dipeptidyl peptidase IV (DPP-IV) inhibitory peptides. Food Digestion: Research and Current Opinion. 
    12. Ortiz, F. C., Flores, C. U. (2020). Cáñamo: bases nutricionales para la alimentación animal. REMEVET Vetcann.