¿Interesado en mantenerte informado acerca del cannabis?

Cannabis como tratamiento del cáncer

El cáncer afecta a mucha gente en el mundo y existe evidencia anecdótica respecto al uso del cannabis como posible tratamiento del cáncer.

No sé trata solo de combatir la enfermedad, sino también los molestos y desgastantes efectos secundarios causados por el cáncer y su tratamiento.

En el blog de esta semana vamos a retomar lo que dice la ciencia al respecto, y los posibles beneficios que se obtienen por el uso del cannabis. ¿El cannabis es entonces el tratamiento del cáncer que estábamos esperando?

La postura oficial de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al cáncer como: “El término genérico que designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo; también se habla de cáncer cuando nos referimos a ‘tumores malignos’ o ‘neoplasias malignas’. Una característica definitoria del cáncer es la multiplicación rápida de células anormales que se extienden más allá de sus límites habituales y pueden invadir partes adyacentes del cuerpo o propagarse a otros órganos, un proceso que se denomina ‘metástasis’. Las metástasis son la principal causa de muerte por cáncer.” [3]

Estas son las cifras proporcionadas por la OMS: 

  • El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo: en 2015 ocasionó 8.8 millones de defunciones. Casi una de cada seis defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad.
  • Cerca del 70 % de las muertes por cáncer se registran en países de ingresos medios y bajos.
  • Alrededor de un tercio de las muertes por cáncer se debe a los cinco principales factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.
  • El tabaquismo es el principal factor de riesgo y ocasiona aproximadamente el 22 % de las muertes por cáncer.
  • El impacto económico del cáncer es sustancial y va en aumento. Según las estimaciones, el costo total atribuible al tratamiento del cáncer ascendió a $1.16 billones de dólares solamente en 2010. [3]

Importancia del diagnóstico para un tratamiento del cáncer adecuado.

El diagnóstico correcto es esencial para poder prescribir un tratamiento adecuado y eficaz, porque cada tipo de cáncer requiere un protocolo específico que puede abarcar una o más modalidades, tales como la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia. El objetivo principal es curar el cáncer o prolongar y mejorar, en lo posible, la calidad de vida del paciente; esto se puede lograr ofreciéndole cuidados paliativos y apoyo psicosocial. [3]

Efectos secundarios del cáncer y sus tratamientos usuales

  • Anemia
  • Caída del pelo
  • Cambios en la piel y en las uñas
  • Diarrea
  • Dolor
  • Estreñimiento
  • Falta de apetito
  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos
  • Problemas de los nervios (neuropatía periférica)
  • Problemas de memoria o de concentración
  • Problemas para dormir
  • Problemas de salud sexual en hombres y mujeres
  • Ansiedad

Entre otros. [2]

Beneficios del cannabis

Los posibles beneficios medicinales del cannabis incluyen el tratamiento de algunos de estos efectos secundarios como efectos antieméticos, estimulación del apetito, alivio del dolor y mejoría del sueño. Aunque hay pocas encuestas, parece ser que algunos de los médicos que atienden a pacientes de cáncer en los Estados Unidos y que recomiendan el uso medicinal de cannabis, lo hacen sobre todo para el tratamiento de los síntomas derivados del cáncer. [5]

El papel biológico del sistema endocannabinoide (SEC), de acuerdo a la mayoría de los estudios, sugiere que los receptores cannabinoides (CB) y sus componentes asociados también se encuentran en el tejido tumoral, y al activar los receptores CB con los cannabinoides, los tumores son combatidos en la mayoría de los casos. [1]

¿Cómo es que el cannabis combate al cáncer?

La planta del cannabis contiene compuestos psicoactivos llamados cannabinoides, además de otros compuestos de origen vegetal, como los terpenos y los flavonoides. [5]

Los cannabinoides afectan muchos procesos celulares que son cruciales para el desarrollo del tumor. Por ejemplo, pueden inducir la detención del ciclo celular, promover la apoptosis (muerte celular programada) e inhibir la proliferación (aumento de número), la migración (metástasis) y la angiogénesis (formación de vasos sanguíneos) en las células tumorales. [1]

Al igual que los cannabinoides naturales, algunos componentes sintéticos de cannabinoides también demostraron efectos anticancerígenos. Las gotas o cápsulas a base de aceite, así como el CBD sintético, están aprobadas como tratamiento de las náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia en pacientes que sufren estos síntomas, derivado del cáncer. También funcionan para para estimular el apetito en pacientes con síndrome de inmunodeficiencia adquirida. [1] 

Cannabis como tratamiento del dolor derivado del cáncer

En un estudio se determinó que el extracto de cannabis, administrado debajo de la lengua, ayudó a pacientes de cáncer avanzado cuyo dolor no se aliviaba con opiáceos autoadministrados. [4] En otro estudio, los pacientes que recibieron dosis más bajas de cannabinoides en aerosol tuvieron mejor control del dolor y menos pérdida de sueño que los pacientes que recibieron un placebo. Para algunos pacientes, el control del dolor relacionado con el cáncer mejoró sin necesidad de dosis más altas de cannabis o dosis más altas de otros medicamentos para el dolor. [4]

En dos ensayos clínicos pequeños con THC oral se observó que el dolor producido por el cáncer se alivió. En el primer estudio, los pacientes lograron buen alivio del dolor, así como menos náuseas, vómitos, y un mejor apetito. En el segundo estudio, se observó que el THC podría aliviar el dolor tanto como lo hace la codeína. [4]

En una evaluación de casos, se encontró que los pacientes que inhalaron cannabis mejoraron su estado de ánimo, la sensación de bienestar y presentaron menos ansiedad. [4]

Conclusiones

Los cannabinoides son compuestos complejos que tienen un gran potencial terapéutico para el tratamiento de una amplia variedad de enfermedades, incluidos muchos de los problemas derivados del cáncer. Aun cuando existen ya algunos estudios que prueban que el cannabis ayuda a tratar el cáncer y algunos de sus efectos secundarios, hace falta más investigación al respecto.

 Referencias:
[1] Dariš, B., Verboten, M.T., Knez, Z., Ferk, P. (2019). Cannabinoids in cancer treatment: Therapeutic potential and legislation. Bosn J Basic Med Sci. 19(1):14-23. DOI: http://dx.doi.org/10.17305/bjbms.2018.3532

[2] Instituto Nacional del Cáncer. (2019). Efectos secundarios del tratamiento del cáncer. Recuperado de <https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/efectos-secundarios>, última consulta el 21 de octubre de 2019.

[3] OMS. (2019). Cáncer. Recuperado de <https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/cancer>, última consulta el 21 de octubre de 2019.

[4] PDQ. PDQ Cannabis y cannabinoides. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Recuperado de <https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/mca/paciente/cannabis-pdq>, última consulta el 21 de octubre de 2019.

[5] PDQ. PDQ Cannabis y cannabinoides. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Recuperado de <https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/mca/pro/cannabis-pdq>, última consulta el 21 de octubre de 2019.