¿Interesado en mantenerte informado acerca del cannabis?

Cannabis medicinal para los adultos mayores

Fecha de publicación: 27 de julio de 2020

Por Flor Ortiz

Medica Veterinaria Zootecnista (FMVZ-UNAM), investigadora médica del uso medicinal del cannabis en medicina veterinaria y humana.

¿Sabías que varias de las propiedades de la marihuana medicinal o cannabis pueden ayudar a tratar enfermedades de las personas de la tercera edad? Conforme envejecemos perdemos algunas funciones, y el cannabis puede ayudar a contrarrestar algunos de esos efectos. Conoce más en este texto.

Este artículo fue escrito para informar al público en general sobre el cannabis medicinal, por lo que hemos tratado de conservar un lenguaje sencillo. Aquellos profesionales de la salud que deseen leer una versión más técnica pueden hacer clic aquí.

El cannabis o marihuana medicinal ha demostrado ser prometedor para tratar muchas afecciones que preocupan a los adultos mayores, por lo que aquí hablaremos un poco de este grupo poblacional en México y cómo se pueden ver beneficiados por esta planta. 

Población de adultos mayores en México

Con base en la ENADID 2018, en el país residen 15.4 millones de personas de 60 años o más. Casi la mitad de ellos vive en hogares de un solo núcleo familiar, y 1.7 millones viven solos. Siete de cada diez adultos mayores que viven solos presentan algún tipo de discapacidad o limitación.

En el país, 85.4 % de las personas de edad avanzada que viven solas están afiliadas a una institución de servicios de salud, y la mayoría de ellas buscan atención médica cuando tienen un problema de salud. De hecho, 9 de cada 100 se atienden en el consultorio de una farmacia

El envejecimiento causa un deterioro natural de las funciones del cuerpo, lo que tiene como consecuencia la dificultad para realizar actividades de la vida diaria, y a su vez este deterioro puede ocasionar alguna discapacidad o limitación, haciendo que estos pacientes puedan necesitar algún tipo de ayuda, desde bastones hasta enfermeras. A mayor edad aumentan las probabilidades de padecer limitaciones o discapacidades. [7]

La población de adultos mayores constituye un segmento creciente de usuarios de cannabis medicinal, que varía aproximadamente del 7 % al 33 % dependiendo del país. [1] Un estudio reciente en Israel encontró que entre 279 pacientes con cáncer recibiendo cannabis medicinal, el 50 % tenían 60 años o más, lo que nos deja ver el potencial de las propiedades de la marihuana medicinal para tratar a los adultos mayores. [8]

El cannabis tiene menos efectos secundarios que otros medicamentos

Los medicamentos convencionales que se usan en pacientes de la tercera edad pueden causar efectos secundarios que empeoran la calidad de vida u ocasionan otros síntomas. 

Algunos ejemplos: 

  • los opioides pueden aumentar el riesgo de estreñimiento, confusión, caídas y fracturas; 
  • las benzodiacepinas también aumentan el riesgo de fracturas y lesiones en los tejidos blandos; 
  • los antagonistas de la dopamina pueden aumentar el riesgo de muerte en adultos mayores con demencia. 

Debido a esto, las propiedades de la marihuana o cannabis medicinal pueden ofrecer una alternativa para ayudar a los adultos mayores. [4] 

¿Cómo funciona el cannabis en los adultos mayores?

El cannabis contiene numerosos cannabinoides, incluidos el tetrahidrocannabinol o THC y el cannabidiol o CBD. Estos compuestos actúan sobre el Sistema Endocannabinoide (SEC). [12] 

Al parecer, la actividad del sistema endocannabinoide (SEC) disminuye con la vejez, y el cannabis puede ayudar a “rejuvenecer” al SEC.

Estas propiedades se obtienen de los cannabinoides de la marihuana, y pueden ser útiles para tratar las deficiencias relacionadas con la edad. [3]

El cannabis medicinal puede ayudar mejorando la calidad del sueño y el estado de ánimo, disminuyendo el dolor y reduciendo los temblores, la espasticidad o la agitación. [11]

Los principales síntomas o enfermedades para los que se ha empleado el cannabis son: [1,5,8,11,12]

  • Enfermedades articulares.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Dolor crónico.
  • Demencia y Alzheimer.
  • Enfermedades neurológicas y psiquiátricas.
  • Alteraciones del sueño.
  • Náusea y vómito (asociados a quimioterapia).
  • Enfermedades respiratorias.
  • Desórdenes del estado de ánimo y agitación.

Las formas más comunes de uso en este grupo etario son: la aplicación tópica, la pulverización o aplicación de spray debajo de la lengua, seguidas por la ingestión de cápsulas, el vapeo y finalmente los comestibles. [6]

No lo olvides: ¡Consulta a tu médico!

Si bien el cannabis medicinal se considera natural y posiblemente menos dañino que los medicamentos comunes, no debe emplearse sin la asesoría de un médico. 

Siempre que se empiece a usar medicamento cannabinoide se debe dosificar siguiendo la regla "comenzar a dosis bajas y aumentar lentamente", hasta alcanzar una dosis que tenga un efecto sobre los síntomas. Así, se evitan efectos adversos, incluidas las caídas y la hipotensión (bajar la presión). [9] 

Los efectos adversos más comunes son mareos, euforia, somnolencia, confusión y desorientación. Estos eventos son muy importantes en la población de edad avanzada, ya que pueden sufrir afecciones como demencia, caídas frecuentes, problemas de movilidad, discapacidad auditiva o visual. [1] 

La toxicidad aguda y la sobredosis también son posibles, especialmente en personas que lo emplean por primera vez y se automedican o no consultan a su médico. Los productos que se beben o comen pueden tardar varias horas antes de hacer efecto, lo que puede llevar a los usuarios a ingerir una cantidad mayor por impaciencia, lo que aumenta el potencial de una sobredosis accidental. [10]

Con dosis demasiado altas se ha reportado depresión respiratoria, toxicidad cardiovascular y neurológica. Además, el consumo de grandes dosis únicas de THC puede desencadenar un episodio de psicosis aguda. Por todas estas razones, siempre consulta a tu médico antes de emplear cannabis medicinal. 

Precauciones

El abuso de marihuana no ha sido históricamente una preocupación importante en los adultos mayores, sin embargo, es posible que se pueda relacionar a un mayor abuso de sustancias en estas personas. [4]

Es importante advertir a las personas que no conduzcan durante al menos 6 horas después de vaporizar o fumar y 9 horas después de consumir comestibles.

Conclusiones

Las propiedades medicinales de la marihuana o cannabis son una realidad. Los pacientes están buscando la medicina cannabinoide debido a sus beneficios percibidos sobre las enfermedades crónicas. Aún faltan más investigaciones sobre las aplicaciones del cannabis medicinal y cómo ayuda a los adultos mayores, pero la evidencia de sus beneficios en múltiples padecimientos ya existe. 

Red de Médicos

ICAN te invita a conocer nuestra Red de Médicos capacitados en el uso de cannabis medicinal en México. Contamos con médicos que pueden prescribir medicamento con CBD seguro y legal, y también podrás encontrar veterinarios que pueden ayudar a nuestros amigos de cuatro patas. 

También te puede interesar

Día del árbol: Los usos industriales del cáñamo son la alternativa

Criminalización a comunidades negras y latinas por el uso, producción y distribución del cannabis

¿Cómo el cannabis te puede ayudar a lucir una piel más saludable?

Referencias 

[1] Abuhasira, R., Schleider, L. B.-L., Mechoulam, R., y Novack, V. (2018). Epidemiological characteristics, safety and efficacy of medical cannabis in the elderly. European Journal of Internal Medicine, 49, 44–50. doi:10.1016/j.ejim.2018.01.019 

[2] Beauchet, O. (2018). Medical Cannabis use in older patients: update on medical knowledge. Maturitas.doi:10.1016/j.maturitas.2018.10.010

[3] Bilkei-Gorzo, A., Albayram, O., Draffehn, A., Michel, K., Piyanova, A., Oppenheimer, H. Zimmer, A. (2017). A chronic low dose of Δ9-tetrahydrocannabinol (THC) restores cognitive function in old mice. Nature Medicine, 23(6), 782–787.doi:10.1038/nm.4311
[4] Briscoe, J., y Casarett, D. (2018). Medical Marijuana Use in Older Adults. Journal of the American Geriatrics Society, 66(5), 859–863. doi:10.1111/jgs.15346

[5] Häuser, W., Fitzcharles, M. A., Radbruch, L., y Petzke, F. (2017). Cannabinoids in Pain Management and Palliative Medicine. Deutsches Arzteblatt international, 114(38), 627–634. https://doi.org/10.3238/arztebl.2017.0627

[6] Highet, B. H., Lesser, E. R., Johnson, P. W., y Kaur, J. S. (2020). Tetrahydrocannabinol and Cannabidiol Use in an Outpatient Palliative Medicine Population. American Journal of Hospice and Palliative Medicine®. https://doi.org/10.1177/1049909119900378

[7] Instituto Nacional de Estadística y Geografía. (2019, septiembre 30). ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS DE EDAD (1º DE OCTUBRE). DATOS NACIONALES [Comunicado de prensa]. Recuperado de <PDF>, última consulta 20 julio de 2020.

[8] Katz, I., Katz, D., Shoenfeld, Y., y Porat-Katz, B. S. (2017). Clinical Evidence for Utilizing Cannabinoids in the Elderly. The Israel Medical Association journal: IMAJ, 19(2), 71–75.

[9] MacCallum, C. A., Russo, E. B. (2018). Practical considerations in medical cannabis administration and dosing. European Journal of Internal Medicine, 49, 12–19. doi:10.1016/j.ejim.2018.01.004

[10] Mahvan, T., Hilaire, M., Mann, A., Brown, A., Linn, B., Gardner, T., y Lai, B. (2017). Marijuana Use in the Elderly: Implications and Considerations. The Consultant Pharmacist, 32(6), 341–351.doi:10.4140/tcp.n.2017.341

[11] Minerbi, A., Häuser, W., y Fitzcharles, M.-A. (2018). Medical Cannabis for Older Patients. Drugs & Aging.doi:10.1007/s40266-018-0616-5

[12] Van den Elsen, G. A. H., Ahmed, A. I. A., Lammers, M., Kramers, C., Verkes, R. J., van der Marck, M. A., y Rikkert, M. G. M. O. (2014). Efficacy and safety of medical cannabinoids in older subjects: A systematic review. Ageing Research Reviews, 14, 56–64.doi:10.1016/j.arr.2014.01.007