¿Interesado en mantenerte informado acerca del cannabis?

Cómo funciona la medicina personalizada con CBD

Fecha de publicación: 25 de mayo de 2020

Quizá ya conoces los beneficios del CBD en medicamentos como gotas, ungüentos, cremas y hasta comestibles o “edibles” pero ¿sabes cómo se administra o dosifica? El médico que prescribe es el responsable de determinar la dosis y presentación ideales para cada paciente; aquí te explicamos de qué se trata.

Este artículo fue escrito para informar al público en general sobre el cannabis medicinal y los usos del cannabidiol o CBD, por lo que hemos tratado de conservar un lenguaje sencillo.
Aquellos profesionales de la salud que deseen leer una versión más técnica pueden hacer clic aquí.

La planta del cannabis ha sido utilizada con propósitos medicinales y recreativos desde hace muchos siglos. Se ha demostrado que el cannabidiol o CBD no tiene efectos psicotrópicos, pero sí potencial terapéutico como estimulante del apetito, además contrarresta el vómito y los espasmos. También puede ayudar a tratar enfermedades como la epilepsia, glaucoma y asma, entre muchas otras. [1]

En años recientes el uso del CBD como suplemento o cosmético para aliviar gran variedad de padecimientos ha ido en aumento, la mayoría de estos emplean el CBD en gotas y aceites con dosis bajas. El CBD en dosis mayores también puede usarse como medicamento, brindando mayores beneficios terapéuticos. Los medicamentos a base de CBD deben ser prescritos por un médico capacitado, quien ajustará la dosis según la enfermedad y particularidades de cada paciente.

Principales vías de administración del CBD medicinal

  • Una de las vías de administración del cannabis es por medio de la inhalación, ya sea usando un cigarrillo tradicional (con una cepa baja en THC) o un cigarrillo electrónico o vape (más info aquí). El CBD administrado por esta vía se absorbe rápidamente, iniciando sus efectos en 5 a 10 minutos. [2] Normalmente sus efectos duran entre 30 minutos y 3 horas, aunque depende de cada paciente. La corta duración de sus efectos por esta vía la hace poco útil para muchos padecimientos.
  • La aplicación de líquidos o aerosoles bajo la lengua (sublingual), o en los carrillos (los cachetes por dentro de la boca) sin tragar el líquido, permiten una absorción conocida como “transmucosal”. El CBD administrado por esta vía comienza a hacer efecto entre los 15 y 45 minutos y puede durar hasta 11 horas. [4,9,11,15] Esta es la vía de administración empleada por el medicamento Epidiolex, pero también se puede emplear el CBD en gotas, dejando las gotas en la boca sin tragar saliva durante algunos minutos. 
  • La vía más común suele ser la vía oral, en la que simplemente se administra el CBD en gotas o incluso alimentos o bebidas infusionados y se traga, come o bebe dicho producto. Dado que debe primero ser digerido, puede tomar de 30 minutos a 2 horas en iniciar sus efectos, pero su duración en nuestro cuerpo será mucho mayor, pudiendo durar desde dos hasta cinco días. [4,9,11,15]

La velocidad de inicio de los efectos del CBD y su duración depende de muchos factores, incluyendo características individuales de cada paciente, por lo que es el médico quien debe determinar qué vía emplear y con qué frecuencia.

Dosificar el CBD

Se ha descrito que el cannabis tiene un “efecto bifásico”, lo cual significa que una dosis baja puede producir los efectos opuestos a una dosis alta. Por ejemplo, si una dosis baja de CBD puede darnos un poco de sueño, esto no quiere decir que tomar más CBD nos dará más sueño, sino que puede tener como resultado el efecto opuesto y ponernos más alerta. [12,13]

Se recomienda que siempre que se inicie cualquier tipo de tratamiento con cannabis o sus cannabinoides se empiece con dosis muy pequeñas (llamadas “microdosis”).

La dosis se deberá aumentar poco a poco hasta que ayude a aliviar los síntomas no deseados. Si el CBD viene en gotas, se empezará tomando 1 gota, y al cabo de unos días se aumentará a 2 gotas, después serán 3 gotas, hasta observar mejoría de los síntomas. 

El CBD es bien tolerado y no hay reportes de toxicidad en humanos o animales. La investigación científica reporta que las “macrodosis” (dosis arriba de 20 mg/kg) aumentan los efectos secundarios, por lo que no se recomienda emplearlas salvo si es necesario. Algunos de estos efectos pueden ser:

  • dolor de cabeza,
  • boca seca,
  • fatiga o cansancio,
  • somnolencia,
  • mareos,
  • sensación de que falta el aire,
  • disminución o falta de apetito.

Efecto séquito

El cannabis contiene más de 500 compuestos diferentes, incluyendo 100 cannabinoides. Además del THC y CBD (los dos cannabinoides más populares), contiene más cannabinoides, y otros compuestos químicos como los terpenos que interactúan entre sí. Esto se conoce como entourage effect o “efecto séquito”, y significa que usar varios de estos compuestos hará que sus efectos sean mejores y más potentes, contribuyendo a las propiedades benéficas del cannabis. [1,2,5,10]  

Recomendaciones para pacientes sobre el uso de cannabis medicinal [15]

  • El enfoque general para iniciar un tratamiento con cannabis es comenzar con dosis bajas, ir lento (aumentar gradualmente) y mantener dosis bajas (las mínimas para obtener los efectos benéficos deseados). Recuerda que, con cannabis, “menos es más”.
  • Los pacientes con tratamientos de cannabis medicinal con frecuencia usan cepas predominantes en CBD para evitar los efectos psicotrópicos del THC, obtener mejores efectos benéficos y mayor control de los síntomas con menos efectos secundarios.
  • Los medicamentos que se administran vía oral sirven mejor para tratar afecciones y síntomas de larga duración. 
  • Es recomendable llenar un diario o un registro de "síntomas y severidad". Aquí se puede marcar qué síntomas están mejorando con la administración del cannabis medicinal, y si existe algún efecto secundario. Esto ayudará a tu médico a determinar tu respuesta al tratamiento y a realizar ajustes de ser necesario.

Seguimiento con el médico

Es muy importante continuar visitando a tu médico una vez que comience tu tratamiento con cannabis medicinal. Dependiendo de varios factores, se recomienda tener consultas de seguimiento cada mes o cada varios meses. 

Tu médico será quien decida qué medicamento es el ideal para ti, en qué presentación irá el CBD (cremas, jarabes, gotas) y a qué dosis.

Deberás comunicar a tu médico qué síntomas han mejorado, si existen síntomas nuevos que puedan ser efectos secundarios, así como resolver cualquier duda que tengas respecto al medicamento o sus efectos. 

Siempre es importante que un médico capacitado en el uso del cannabis sea quien haga la prescripción y ajuste de la dosis. Solo un médico capacitado en medicina personalizada con cannabis puede dar una recomendación de dosis y hacer los ajustes necesarios a ella para cubrir los requerimientos de cada paciente en particular.

Si vives en México y te interesa encontrar a un médico capacitado en el uso de cannabis medicinal para tratar alguna enfermedad, te invitamos a visitar nuestro Directorio de Médicos, donde encontrarás a varios médicos en el territorio nacional que pueden ayudarte. También contamos con un Directorio de Veterinarios, quienes pueden ayudar a tratar a tu mascota con cannabis medicinal. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales para mantenerte actualizado en todo lo relacionado con el cannabis.

También te puede interesar:

¡Feliz día de las madres! Mamás a favor del cannabis medicinal

7 datos curiosos sobre el cannabis y el dolor

El cannabis “indocumentado” puede ser riesgoso, ¡pide sus papeles!

[1] Sharmah, P., Murthy, P., Bharath, S. (2012). Chemistry, Metabolism, and Toxicology of Cannabis: Clinical Implications. Iran J Psychiatry 2012; 7:4: 149-156

[2] Huestis, M.A. (2007). Human Cannabinoid Pharmacokinetics. Chem Biodivers. 2007 August; 4(8): 1770–1804. doi:10.1002/cbdv.200790152

[3] White, M. (2019). A Review of Human Studies Assessing Cannabidiol’s (CBD) Therapeutic Actions and Potential. The Journal of Clinical Pharmacology. 00(0) 1–12. DOI: 10.1002/jcph.1387

[4] Millar S.A., Stone N.L., Yates A.S., O'Sullivan S.E. (2018). A Systematic Review on the Pharmacokinetics of Cannabidiol in Humans. Frontiers in Pharmacology, 9, 1365. DOI: 10.3389/fphar.2018.01365

[5] Andre Christelle, M., Hausman, J. F., Guerriero, G. (2016). Cannabis sativa: The Plant of the Thousand and One Molecules. Frontiers in Plant Science. Recuperado de <Sitio web>, última consulta 19 de mayo de 2020.

[6] Rey, M.E. (2001). Bioequivalencia, biodisponibilidad y EFG. Algunas consideraciones. Farmacia professional. Vol. 15. Núm. 10. 88-93. Recuperado de <Sitio web>, última consulta 19 de mayo de 2020.

[7] Prenderville, J.A., Kelly, A.M., Downer, E.J. (2015). The role of cannabinoids in adult neurogenesis. British Journal of Pharmacology. 172 3950–3963. DOI:10.1111/bph.13186

[8] Project CBD. (2019). CBD USER'S GUIDE. Recuperado de <Sitio web>, última consulta 19 de mayo de 2020.

[9] CBD Awareness Project. (2019). CBD and Bioavailability. Recuperado de <Sitio web>, última consulta 19 de mayo de 2020.

[10] ICAN. (2020). Full spectrum, CBD isolate… ¿cuáles son sus diferencias? Recuperado de <Sitio web>, última consulta 19 de mayo de 2020.

[11] Fundació Institut Català de Farmacologia. (2007). Uso terapèutico del cannabis: Farmacología bàsica. Recuperado de <Sitio web>, última consulta 13 de mayo de 2020.

[12] Hartsel, J.A., Boyar, K., Pham, A., Silver, R.J., Makriyannis, A. (2019). Cannabis in Veterinary Medicine: Cannabinoid Therapies for Animals. Nutraceuticals in Veterinary Medicine, https://doi.org/10.1007/978-3-030-04624-8_10 
[13] Project CBD. (2019). DOSIFICACIÓN DE CANNABIS. Recuperado de <Sitio web>, última consulta 19 de mayo de 2020.

[14] Schuck, R.N., Pacanowski, M., Zineh, I. (2019). Use of Titration as a Therapeutic Individualization Strategy: An Analysis of Food and Drug Administration–Approved Drugs. Clin Transl Sci, 12, 236–239; doi:10.1111/cts.12626 

[15] MacCallum, C. A., Russo, E. B. (2018). Practical considerations in medical cannabis administration and dosing. European Journal of Internal Medicine, 49, 12–19. doi:10.1016/j.ejim.2018.01.004