¿Interesado en mantenerte informado acerca del cannabis?

¡Cuidado! Esquemas piramidales en la industria del cannabis

Sabemos que siempre hay alguien buscando cómo sacar provecho, a veces de forma deshonesta, y la industria del cannabis no es la excepción. Los esquemas piramidales o empresas multinivel con productos de cannabis ya existen; aquí te enseñamos cómo distinguirlos para no caer en sus engaños.

En ICAN hemos hablado sobre las oportunidades e industria que la apertura al cannabis ha traído. Esta vez trataremos un tema que requiere de precaución y cuidado. Como en muchas industrias y mercados, existen esquemas de negocios que no están diseñados con bases fuertes y honestas, sino que buscan hacer dinero fácil aprovechándose de falsas promesas.

Estos métodos fraudulentos con los que operan algunas empresas son conocidos como esquemas piramidales o multinivel y desafortunadamente ya han llegado al mercado del cannabis. 

Es posible que recientemente hayas recibido ofertas o visto promociones para adquirir algún tipo de aceite de cáñamo, CBD o cannabis en redes sociales o por conocidos. Quizá ofrecían venderte producto, pero además te invitaron a participar como vendedor, ofreciendo ingresos rápidos gracias a un producto casi “mágico”. Aquí es donde hay riesgo de caer dentro de un esquema fraudulento o, al menos, poco conveniente debido al estatus legal de estos productos. En México, el cannabis y sus derivados aún no son legalmente accesibles pues, aunque ya existe una ley que permite su uso medicinal, las autoridades no han publicado los lineamientos para que el mercado pueda desarrollarse.

Aun así, fácilmente puedes encontrar aceites “de CBD” que aseguran ayudarte con el tratamiento de casi cualquier padecimiento.

Hace varias semanas, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) sancionó a varias marcas porque sus productos carecían de registro sanitario. Aun así, estas empresas desarrollaron sistemas multinivel o piramidales por medio de una red de comercializadores que funciona en redes sociales, chats y hasta plataformas de ventas a domicilio. Estas mercancías ingresaron como contrabando al país por la frontera norte. [5]

Pero ¿cómo funcionan los esquemas piramidales?

Existen dos tipos de estructuras de negocios diseñadas con base en el reclutamiento y crecimiento de vendedores (y no en la fuerza o valor de un producto real) que las empresas usan para aventajarse: los esquemas de marketing multinivel y los esquemas piramidales (también conocidos como Ponzi).

Esquemas piramidales

Su nombre original viene del nombre de su creador, Carlo Ponzi, un migrante italiano que defraudó a gran escala por primera vez con este método a inversionistas americanos en la década de 1920. Este tipo de negocio tiene un funcionamiento muy particular y hay que estar muy conscientes de las trampas y especificaciones que lo hacen ilegal y fraudulento [1]:  

  • Se requieren órdenes o compras mínimas del producto en ciertos intervalos de tiempo, aunque todavía se tengan reservas del producto de la orden previa.
  • Parte de las funciones del cargo consiste en reclutar a otras personas.
  • El enfoque de la estrategia de venta no está basado en el producto que se vende.
  • Se pide como requisito ingresar a programas de entrenamiento, convenciones o seminarios diversos; los cuales requieren de una inversión económica por parte del reclutado. 

Este negocio depende del reclutamiento de nuevas personas y que los distribuidores independientes (los reclutados) continúen comprando la mercancía, aunque ellos no la logren vender, para poder mantener el flujo de ingresos.

Algunos vendedores de los primeros niveles o grandes distribuidores tal vez logren hacer una pequeña fortuna, pero esto se debe a que logran crear una red importante de otros pequeños distribuidores, que a su vez tienen otras pequeñas redes de subdistribuidores.

Algunas señales que puedes observar y tomar como preventivas son las siguientes [3]:

  1. Promesas de sumas extravagantes de dinero en un corto periodo de tiempo.
  2. Presión muy exagerada sobre la importancia de que te integres y urgencia para hacerlo.
  3. Premios como viajes exóticos y coches, a los cuales solo se llega en los niveles de distribuidores más altos. 

El esquema piramidal también se caracteriza por niveles de privilegio o estatus dentro de la organización, asociados a la cantidad de ventas que generas (aunque sean a otros distribuidores). La gran mayoría de los vendedores primerizos o más pequeños, se dan cuenta que es imposible mover la cantidad de mercancía o reclutar a las personas necesarias para no perder todo lo que se invirtió, y frecuentemente llegan a endeudarse para poder continuar. [2,3]

Esquema marketing multinivel (MMN)

Al entrar al mundo de las ventas, nos encontramos muy seguido ofertas para “ser tu propio jefe”, “elegir tus propias horas de trabajo” y, sobre todo, generar “ingresos rápidos” gracias a la venta de ciertos productos. Como puedes ver, es muy similar a un esquema piramidal. Una diferencia importante es que no es necesario comprar productos antes de las ventas ni es forzoso reclutar a más distribuidores. Sin embargo, sí tienen dos canales de ingresos:

  • Venta del producto a consumidores finales.
  • Reclutamiento de más distribuidores o contactos de venta.

Una empresa de MMN legítima distribuye comisiones basadas en las ventas a clientes, sin importar el reclutamiento de otros vendedores. Pero es muy importante mencionar que pueden existir empresas que se hacen pasar como estructuras de Marketing Multinivel, pero en realidad, su esqueleto es más similar a un esquema piramidal. [2,4]

Fraudes alrededor del cannabis

¿Cómo se relaciona todo esto con el cannabis? Depende de tu ubicación geográfica. Hablando de México, es muy simple: el cannabis y cualquier producto que se promocione como aceite de cáñamo es completamente ilegal.

La falta de regulación (te invitamos a leer al respecto aquí) no permite que esta línea de productos este a la venta. Por lo tanto, cualquier oportunidad de negocio promocionado por estas empresas multinivel que aparezca prometiendo grandes ganancias a partir del “oro verde” es completamente ilegítimo y fraudulento. Si te encuentras en un lugar donde el cannabis es legal, es cuestión de hacer investigación. La novedad e inicios de la industria han logrado que solamente aquellas compañías y laboratorios especializados puedan crear productos con certificados de calidad. Compañías más chicas y que no están interesadas en ofrecer calidad real del producto, como lo son los esquemas piramidales, no invierten en la seguridad y calidad. Como en la industria de los vaporizadores, el mercado negro se convirtió en un riesgo para la salud (hasta mortal). Es importante asegurarse que el producto que consumimos es seguro y transparente en su formulación.

Referencias

[1] Noticieros Televisa. (2017). Fraudes piramidales se castigarán con 13 años de cárcel. Noticieros Televisa. Recuperado de <https://noticieros.televisa.com/historia/fraudes-piramidales-se-castigaran-13-anos-carcel/>, última consulta el 24 de enero de 2020. 

[2] Federal Trade Commission. (2019). Multi-Level marketing Businesses and Pyramid Schemes. FTC Consumer Information. Recuperado de <https://www.consumer.ftc.gov/articles/0065-multi-level-marketing-businesses-and-pyramid-schemes>, última consulta el 24 de enero de 2020.

[3] U.S. Securities and Exchange Commission. (s.f.). Pyramid Schemes. Investor.Gov. Recuperado de <https://www.investor.gov/protect-your-investments/fraud/types-fraud/pyramid-schemes>, última consulta el 24 de enero de 2020.

[4] Singletary, M. (2019). Be careful. That multilevel marketing side hustle could be an illegal pyramid scheme. The Washington Post. Recuperado de <https://www.washingtonpost.com/business/2019/10/17/be-careful-that-multilevel-marketing-side-hustle-could-be-an-illegal-pyramid-scheme/>, última consulta el 24 de enero del 2020.

[5] Sánchez, A. (20 de septiembre de 2019). Venden cannabidiol de forma ilegal. Reforma. Recuperado de <https://www.reforma.com/venden-cannabidiol-de-forma-ilegal/ar1773067>, última consulta el 24 de enero de 2020.