¿Interesado en mantenerte informado acerca del cannabis?

Día del árbol: Los usos industriales del cáñamo son la alternativa

Fecha de publicación: 13 de julio 2020

Por María Gala Menéndez

Licenciada en sociología; líneas de investigación: política de drogas y estudios urbanos.

Los recursos no renovables de nuestro planeta se están agotando por la sobreexplotación… El Día del árbol nos recuerda que debemos cuidar el medioambiente, y que una excelente opción es el cáñamo o hemp: es más ecológico, rinde más y cuesta menos. ¿Sabías que ya se fabrican edificios y carros con fibras de cáñamo?

El cáñamo podría ser la alternativa sustentable del algodón, el acero y la madera: es más barato, resistente, ligero y contamina menos.

Ya existen grandes industrias —como la textil, automotriz y de construcción— que apuestan por los beneficios del cáñamo en países como Alemania, Francia, Canadá, China y Estados Unidos. Su uso industrial se anuncia como una novedad en los negocios verdes, pero sus aplicaciones datan de hace miles de años.

De cara a los compromisos medioambientales que enfrenta el planeta, el cáñamo se perfila como sustituto de una gran cantidad de recursos no renovables.

En el Día del Árbol nos sumamos a los esfuerzos de educación y sensibilización, recordando que es posible encontrar en el cáñamo alternativas que no antagonizan con el desarrollo tecnológico y económico, sino al contrario: el cáñamo produce menor impacto ambiental, pero no reduce su impacto económico.

¿Qué es el cáñamo o hemp?

El cáñamo es una variedad del cannabis que no es psicoactivo, es decir, no produce sensación de “estar drogado”, debido a su bajo contenido de tetrahidrocannabinol o THC .[6] Esta variante tiene una gran concentración de cannabidiol o CBD y se utiliza para fines medicinales, pero también por su alto contenido de fibra se usa como material de gran resistencia y durabilidad. [3]

Por casi un siglo, desde que inició la tendencia prohibicionista del cannabis en todo el mundo, no se ha continuado con el desarrollo de aplicaciones científicas y tecnológicas del cáñamo. La mayoría de los países ha catalogado a esta variedad de cannabis como una droga, aunque su contenido de THC no supere en muchos casos el 1 % .[10] Aun con las restricciones a las que está sometida la producción de cáñamo, se utiliza como materia prima para la elaboración de más de 25,000 productos como: papel, textiles, cosméticos, medicamentos, pinturas, ropa, alimentos, materiales aislantes, etc. [3]  

Con estas legislaciones prohibicionistas se han paralizado diferentes aplicaciones en las que es posible usar el cáñamo, a pesar de que la humanidad ha perfeccionado tecnologías con este material desde hace miles de años. El registro más antiguo del uso de esta planta data de hace 12 mil años, en la región hoy conocida como China, donde se hallaron restos de papel, cuerdas y fibras. [9] China y Canadá lideran la producción mundial de cáñamo para la elaboración de fibras, siguiéndole países como Francia, Chile y Rumania, todos sometidos bajo estrictos controles de fiscalización internacionales. [4] 

Cáñamo vs. madera

  • El ciclo de cultivo del cáñamo solo requiere cien días promedio para alcanzar su madurez, cosechar y poder realizar la siguiente siembra. 
  • Es una planta de fácil siembra y tiene un rendimiento de hasta siete toneladas de materia vegetal por hectárea, por lo que su costo de producción disminuye. 
  • Se adapta fácilmente al medio sin la necesidad de usar pesticidas o abonos, adecuándolo para la siguiente cosecha en el mismo suelo. 
  • La destrucción o reciclaje de este material puede ser útil para producir energía sin la emisión desmesurada de contaminantes. [9]

Estas características hacen del cáñamo una opción viable para sustituir procesos extractivos agresivos como la tala de árboles o contaminación/erosión del suelo con cultivos que requieren grandes cantidades de sustancias químicas (como el algodón).

La conservación de los árboles es vital porque proporcionan servicios ambientales como: [7]

  • Captación de agua.
  • Producción de oxígeno.
  • Evitan la erosión del suelo.
  • Capturan y almacenan dióxido de carbono (CO2).

De cada hectárea de cáñamo es posible producir cuatro veces más pulpa de fibra de celulosa equivalente al mismo espacio sembrado de árboles, lo cual puede contribuir a frenar la deforestación que destruye a los bosques para obtener productos de madera. Además, el cáñamo ‘limpia los suelos’ gracias a los procesos de ‘bioalmacenamiento de carbón’ y ‘fitorremediación’, haciendo que los contaminantes sean removidos del suelo o se conviertan en inofensivos para otras especies. [7,9]

El uso desmedido de los árboles provoca que este recurso se ocupe a una mayor velocidad de lo que podemos reemplazarlo, lo que deviene en tala inmoderada e ilegal, o en el uso de plásticos y metales para sustituir la demanda de materiales. Debido a que es una “maleza”, el cáñamo crece de manera masiva rápidamente, es un recurso renovable y ecológicamente responsable.

El cáñamo en las grandes industrias

Desde hace varias décadas la comunidad científica ha advertido los peligros de continuar con las mismas prácticas de producción y consumo, aunque ha sido un proceso largo, las instancias internacionales, los gobiernos y la sociedad civil han comenzado a tomar acciones. Ya existen decenas de planes y recomendaciones para combatir la erosión del medioambiente, una de las más importantes es el ‘Programa de la ONU para el Medio Ambiente’. [9] 

No solamente el sector público, sino también el sector privado ya incursiona en mejorar sus procesos productivos. Las industrias textil, automotriz y de construcción suelen mantener estable o superar su producción anualmente, ya que brindan servicios esenciales: sus productos satisfacen las necesidades humanas de protección y transporte. Pero su presencia y hegemonía son tan importantes como el daño ambiental que causan sus actividades en la cadena de producción desde la extracción, la manufactura y aun después de llegar al consumidor con sus residuos. Afortunadamente decenas de compañías de mediano y gran tamaño ya comienzan a transformar sus procesos de manufactura.

El cáñamo ha sido adoptado como alternativa sustentable para estas industrias:

Industria textil

La industria textil es de las más dañinas y contaminantes para el medio ambiente. De acuerdo con las Naciones Unidas, es causante del 20 % de las aguas residuales a nivel global y del 10 % de las emisiones globales de carbono. [5] 

Esta industria ha recibido fuertes acusaciones por sus procesos poco responsables, incluyendo la erosión y contaminación de suelos debido a la alta demanda de algodón. Esta fibra requiere grandes cantidades de agua, energía, pesticidas y fertilizantes. Por esta razón el uso del cáñamo para producir telas se ha popularizado. [5]  

El cáñamo no guarda olores, es hipoalergénico y antimicrobiano. Es más resistente y duradero que el algodón, aunque inicialmente es más rígido se suaviza con el uso. Es fresco en calor y térmico en frío. Erróneamente se piensa que las telas hechas de cáñamo son acartonadas y rugosas, pero se ha demostrado que es posible usar el cáñamo en decenas de texturas en diseño de ropa interior, básicos, ropa deportiva, térmica y casual. Diversas marcas reconocidas ya emplean el cáñamo, como: Jungmaven, Levi’s Wellthread Collection, Patagonia Hemp Clothing Collection, Recreator, Hempy’s, Wama Underwear, Tact & Stone, entre otros. [1] 

Construcción

La industria de la construcción requiere de una gran cantidad de procesos de los materiales empleados. Necesita diversos tipos de maderas que difícilmente cumplen más de un ciclo de reciclaje y la producción de ladrillos genera grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2). [8] 

Francia es el país pionero en la construcción contemporánea con cáñamo, la cual data de hace veinte años y se ha extendido rápidamente a casi todo el mundo, aunque su mayor presencia se encuentra en Europa.

Desde entonces, se ha descubierto que es una excelente alternativa: el cáñamo es más ligero y proporciona un mejor aislamiento que los materiales tradicionales; además, su firmeza sustituye al ladrillo, la madera y hasta al acero. [8] 

El cáñamo es una alternativa sustentable en la ‘bioconstrucción’ y se le considera una innovación dentro de la industria. Esta práctica consiste en sustituir los materiales convencionales por insumos naturales y biodegradables que se fabrican sin la necesidad de cocción (es decir, menor consumo energético). Los artículos hechos de cáñamo para la construcción son más fuertes y livianos que los productos de madera y arcilla. Además, la construcción con cáñamo utiliza la parte más barata de la planta que suele producirse en gran volumen y desecharse en grandes cantidades. [8] 

Automotriz

El costo de los insumos básicos en la industria automotriz —la fibra de vidrio, el aluminio y el acero— es muy elevado y producirlos genera muchos contaminantes. En 2018, esta actividad industrial produjo el 9 % de las emisiones de CO2 de todo el mundo, que representa más que todo el conjunto de la Unión Europea. 

Los tallos de cáñamo son ricos en celulosa, lo que hace posible producir gran variedad de bioplásticos a partir de ellos. Una de las variedades más duras se utiliza para fabricar piezas de automóviles, pues son más resistentes y livianas que el acero. Como resultado se obtienen vehículos más asequibles, de menor densidad y que pueden soportar abolladuras. 

Automóviles como Alfa Romeo y Peugeot usan bioplásticos con fibra de cáñamo en sus tableros y paneles de puertas: el primer modelo redujo su peso un 17 % menos y el segundo un 25 %. BMW, Porsche y Mercedes también usan cáñamo en modelos de alta gama. 

Conclusión

En resumen, la mayor dificultad de usar cáñamo como sustituto de otros materiales menos sustentables es el ámbito legal. Mientras no se le defina de manera distinta del cannabis psicoactivo, las autoridades tendrán la facultad de perseguir su cultivo. Es por esto que es importante conocer sobre el cáñamo, sus diferencias con el cannabis psicoactivo, y sus aplicaciones industriales. 

También te puede interesar:

ABC del cáñamo: Generalidades y legalidad en México 

Impacto positivo del cáñamo en la industria y el medio ambiente 

Aceite de cáñamo en México… ¿Tiene cannabis? ¿Es legal?

Red de Médicos

Parte de los esfuerzos de ICAN incluyen articular una Red de Médicos capacitados en el uso y prescripción de cannabis medicinal para pacientes en México. Te invitamos a conocer nuestros Directorios de Médicos y de Veterinarios.

Referencias:

[1] Betten, C. (28 de abril de 2020). The 7 Best Hemp Clothing Brands to Shop Sustainably in 2020. The manual. Recuperado de <sitio web>, última consulta el 9 de julio de 2020.

[2] Calderón, C. (2003). Utilización de la fibra de cáñamo en la industria textil-Una nueva opción para la problemática de los cultivos ilícitos en Colombia (Tesis de licenciatura, Bogotá-Uniandes).

[3] Fassio, A., Rodríguez, M. y Ceretta, S. (2013). Cáñamo (Cannabis sativa L.). INIA. Boletín de Divulgación N.º 103.

[4] Food and Agriculture Organization of the United Nations. (s.f.). FAOSTAT

[5] Forbes (26 de junio de 2020). La moda es una de las industrias más contaminantes: ONU. Recuperado de <sitio web>, última consulta el 9 de julio de 2020.

[6] ICAN (28 de enero de 2019). Conociendo al CBD, THC y sus beneficios. Recuperado de <sitio web>, última consulta el 9 de julio de 2020.

[7] Lugo, G. y Velázquez, F. (7 de julio de 2019). Los árboles, fundamentales para la vida en el planeta. Gaceta UNAM. Recuperado de <sitio web>, última consulta el 9 de julio de 2020.

[8] Ospina, O. (2019). Diseño de modelo de negocio verde a partir de la producción de ladrillos a base cáñamo industrial (Tesis de licenciatura, Universidad El Bosque).

[9] Pino, O. (2019). Estudio de pre factibilidad para la creación de una empresa productora y procesadora de fibra de cáñamo industrial en la provincia de Pichincha para la exportación al mercado alemán en el periodo 2019-2029. Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

[10] Transnational Institute (2014). Auge y caída de la prohibición del cannabis. Recuperado de <pdf>, última consulta el 9 de julio de 2020.

[11] Cannabis.es (2020). Cáñamo, material para vehículos y aeronáutica. Recuperado de <sitio web>, última consulta el 9 de julio de 2020