¿Interesado en mantenerte informado acerca del cannabis?

¿Dónde se encuentra México actualmente en el tema de cannabis?

Fecha de publicación: noviembre 2018
Última actualización: 24 de julio, 2020

Es un hecho: durante los últimos años, la comunidad científica se ha dedicado a demostrar que el cannabis puede tratar una gran variedad de síntomas y enfermedades, que es mucho más seguro que otros medicamentos permitidos, e incluso causa menos daño que el alcohol y el tabaco.

Las investigaciones sobre la planta y sus aplicaciones terapéuticas han llevado a gobiernos de todo el mundo a cambiar su postura de prohibición. Ya conocemos casos de regulación como Canadá, Colombia, Uruguay y algunas localidades de Estados Unidos.

Si has seguido el contenido de ICAN, ya conoces muchos de los beneficios que ofrece el cannabis, pero quizás aun te preguntes: “todo esto suena muy bien, pero ¿de qué me sirve saber todo esto si el cannabis no es legal en México?”. El cannabis para uso medicinal sí es legal en el país y sí puedes conseguirlo, también lo es su uso en la investigación. Por otro lado, el uso adulto (recreativo, espiritual, lúdico, etc.) tiene más limitaciones, pero es un tema que se discute en el Congreso ahora mismo.

¿Te interesa saber dónde estamos parados?, ¿qué sí y qué no se puede hacer con cannabis? Aquí hablaremos del proceso regulatorio del cannabis y su situación actual en México.

Siglo XX: cien años de políticas prohibicionistas

México cultivó cannabis (para uso adulto, medicinal e industrial) desde la importación de esta planta durante la época colonia. La historia de la regulación del cannabis en México a partir del siglo XX ha sido coprotagonista junto con la de Estados Unidos, tras el flujo migratorio ocasionado por la Revolución Mexicana, el uso de la planta inevitablemente llegó a la frontera con los Estados Unidos donde se popularizó entre comunidades negras y latinas del sur de ese país.

Pero una cosa son los consumidores y otra las acciones gubernamentales. En 1912, México firmó su adhesión a la Convención de la Haya que fue el primer tratado internacional sobre regulación de drogas y se le considera la antesala para la prohibición de otras sustancias psicotrópicas. Después de la Revolución, en 1920, el cannabis fue etiquetado y asociado a ideas eugenésicas de la época, se pensaba que “degeneraba la raza”. Las autoridades mexicanas prohibieron el uso de la planta en el documento: “Disposiciones para el cultivo y comercio de sustancias que degeneran la raza”.

Hasta 1937, el gobierno de E.E. UU. aprobó la “Ley del Impuesto sobre la Marihuana”, disposición con la que se criminalizó el consumo de la planta y sus derivados. Solo se permitía su uso a cambio de impuestos muy elevados y limitó sus fines medicinales e industriales. [1] Durante la presidencia de Lázaro Cárdenas se propuso que el Estado creara políticas de prevención y rehabilitación de adictos, es decir, tratar a la persona como a un paciente y no como a un criminal. Esto quedó plasmado en el Reglamento federal de toxicomanías de 1940, pero el gobierno de Estados Unidos lo reprobó y presionó al gobierno mexicano para derogarlo.

A pesar de la prohibición, su uso entre las personas no era perseguido con gran ahínco como lo fue a partir de 1970, cuando EE. UU. firmó el “Acta de Sustancias Controladas” que catalogó a la planta como una “droga categoría 1”, es decir, una sustancia que causa “graves daños para la salud y que no contiene beneficios para la salud”. En esta misma acta, se recalcó la prohibición al cultivo o estudio. [2] Un año después, el presidente de EE. UU., Richard Nixon, declaró públicamente que el abuso de sustancias era el principal enemigo de esa nación e inauguró la “Guerra contra las drogas”, con políticas más agresivas contra el consumo del cannabis y otras sustancias.

Los gobiernos de México y EE. UU. continuaron con la Guerra contra las drogas durante el resto del siglo XX y aún en el XXI, invirtiendo una gran cantidad de esfuerzos económicos y militares para combatir el tráfico de drogas ilegales. Pero los costos no solo de recursos, sino de vidas humanas, han sido demasiado altos y las políticas prohibicionistas no han demostrado resultados óptimos.

El siglo XXI ha sido ocasión un cambio de paradigma sobre la planta de cannabis. La investigación sobre los beneficios medicinales del cannabis, así como el cabildeo público para su regulación, han aportado argumentos para que el mundo entero considere flexibilizar sus leyes prohibitivas.

Uno de los avances más significativos sobre el estatus legal del cannabis, fue la emisión de la “Ley de Uso Compasivo de 1996”, la cual convirtió a California en el primer estado en Estados Unidos en legalizar el cannabis para uso medicinal en personas con enfermedades graves y crónicas. [3] Para 2015, E.U.A. contaban con la regulación del cannabis medicinal en 23 estados y, para principios de 2019, la lista llegó a 33 estados, de los cuales, 11 de ellos permiten el uso adulto del cannabis.

En 2012 Colorado y el estado de Washington son los primeros en regular el uso adulto de la planta, bajo el argumento del desarrollo libre de la personalidad. Un año después, Uruguay se convierte en un hito internacional al ser el primer país en regular a nivel nacional la venta y consumo adulto de cannabis.

El entramado regulatorio del cannabis en México

¡Llegó el momento de hablar acerca de la legislación mexicana!

Durante los últimos dos años, el equipo de ICAN ha trabajado en la elaboración y actualización de una línea cronológica con las fechas, noticias y documentos claves en materia de regulación del cannabis en nuestro país.

2009:

En México se despenalizó la posesión de pequeñas cantidades de cannabis y otras sustancias, este decreto estableció las dosis máximas que podrían considerarse de "uso personal e inmediato” que en el caso del cannabis es de cinco gramos. [5] Sin embargo, esta medida es limitada pues solo “tolera” la portación de la sustancia y no comprende ni el consumo ni el resto de la cadena de suministro.

Es importante saber que existen dos vías principales de regulación: la de la regulación para el uso medicinal del cannabis y otra integral para uso adulto, medicinal, industrial y de investigación. La primera significaría la apertura del mercado legal del cannabis medicinal en México, así como reglas claras para los jugadores que decidan emprender en esta industria, pero no comprendería el uso adulto, alimenticio, cosmético o industrial de la planta.  

Vía para uso medicinal:
2017:

En el mes de junio se publicó la reforma a la Ley General de Salud (LGS). Esta reforma reconoce que el cannabis y los cannabinoides pueden tener usos farmacéuticos e industriales, autorizando la comercialización y el desarrollo de productos derivados del cannabis. [7]

2018:

Con la emisión del oficio SOO/134/2019 se revocaron los “Lineamientos en materia de control sanitario de la cannabis y derivados de la misma” publicados el 30 de octubre de 2018. De acuerdo con el comunicado emitido por Cofepris, el contenido de dichos lineamientos:

a) Contraviene la reforma de la LGS de 2017, ya que excede su propósito al autorizar la comercialización de diversos productos con THC en usos distintos a los médicos y científicos.
b) Contravienen la normatividad en materia del establecimiento de regulaciones no arancelarias al comercio exterior, previsto en la Ley de Comercio Exterior y su Reglamento, como, por ejemplo, no haber contado con la aprobación de la Comisión de Comercio Exterior. [11]

2019: 

La Suprema Corte otorgó un amparo que obliga a la Secretaría de Salud a expedir el reglamento para el uso medicinal del cannabis, en un plazo de 90 días hábiles que comenzaron a correr a partir del 30 de septiembre del 2019 y que culminarían en junio de 2020. [11]

2020:
  • En 19 de junio se cumplieron tres años de la Reforma a la Ley General de Salud para regular el uso medicinal del cannabis, a la fecha, el vacío legal se refleja en la ausencia de un reglamento para su uso.
  • El 30 de junio la Secretaría de Salud hizo público el “140. Plazo de cumplimiento de la sentencia del amparo en revisión 57/2019 (Reglamento de Cannabis)”, en el cual informó que debido a la contingencia por COVID-19 (más info aquí) “se suspendían en su totalidad las labores en los órganos jurisdiccionales del Poder Judicial a partir del 18 de marzo y, en consecuencia, a partir de tal fecha no correrían los plazos y términos procesales, con excepción de los asuntos urgentes.” De acuerdo con el comunicado, la próxima fecha de vencimiento será el 9 de septiembre de 2020. [12]
  • El 27 de julio, la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER) publicó el anteproyecto del “Reglamento en materia de control sanitario para la producción, investigación y uso medicinal de la cannabis y sus derivados farmacológicos”. Si bien no es la versión oficial, se espera que su estructura básica se conserve. En el documento se detalla que las actividades a regular son:
    • Producción.
    • Investigación.
    • Investigación farmacológica.
    • Investigación agronómica.
    • Uso médico.
Vía Ley integral de cannabis
2014:

La Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable (SMART) promovió el primer amparo para el consumo personal de cannabis que fue otorgado por resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en 2015. El argumento es: prohibir a las personas cultivar el cannabis para consumo personal es inconstitucional, ya que viola el derecho humano al libre desarrollo de la personalidad. [6]

2018:

• La SCJN otorgó amparos a cuatro individuos para cultivar y consumir cannabis para uso exclusivamente personal. Este hecho generó jurisprudencia, lo que significa que la prohibición absoluta es inconstitucional y se ordenó al poder legislativo a crear un marco legal a más tardar el 31 de octubre de 2019.
• La actual titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez-Cordero, presentó una iniciativa de Ley para regular el Cannabis de manera integral (desde el cultivo hasta el consumo, pasando por la transformación, transporte y comercialización). Este documento ha sido el documento base en la discusión legislativa sobre el cannabis. [12, 13]

2019:

Los legisladores no cumplieron con el plazo para regular sobre el cannabis antes de terminar el mes de octubre. Los Senadores solicitaron una prórroga a la Suprema Corte. A pesar de que los mandatos del poder Judicial son inaplazables, de manera extraordinaria y argumentando la complejidad del tema se extendió el plazo. La nueva fecha programada se estimó para abril de 2020.

2020:

El 4 de marzo de 2020, las Comisiones del Senado aprobaron en lo general el dictamen para regular el uso adulto, medicinal e industrial del cannabis. Algunos legisladores solo aprueban el uso medicinal, otros quieren reforzar los usos industriales y aún hay dudas sobre la cantidad permitida de cannabis y su fiscalización, entre otras inquietudes.

La agenda del Senado se vio interrumpida con la emergencia mundial del coronavirus SARS-CoV-2 y la pandemia COVID-19. Nuevamente por mandato de la Suprema Corte, la nueva fecha límite para debatir y concluir el tema será hasta el 15 de diciembre del 2020.

En caso de aprobarse el proyecto en los términos como ha ido avanzando dentro de las Comisiones*: 

  • Se despenaliza el cannabis en toda la cadena de producción y sus usos.
  • Los individuos podrán portar hasta 28 gramos de la planta. Quienes porten más de esta cantidad (hasta 200 gramos) deberán contar con el permiso correspondiente.
  • Se establece el Instituto Mexicano del Cannabis (que regularía la cadena de producción y el mercado).
  • Todas las actividades relacionadas con la planta y sus derivados deberán estar registradas ante la autoridad.
  • Se regulan el uso adulto, comercial, medicinal, cosmetológico y de investigación.
 * Esto puede cambiar durante los debates. 

Hacia dónde nos dirigimos

Algunas deficiencias aún existen en áreas importantes como la continuidad de los procesos y trámites federales, la implementación eficiente y adecuada de las actualizaciones regulatorias, y bastante incertidumbre de la industria por falta de información precisa, clara y confiable acerca de tantas nuevas legislaciones.

Para combatir esta incertidumbre, se conformó el Grupo Promotor de la Industria de Cannabis (GPIC) en México, con la capacidad y el objetivo de representar a la naciente industria del cannabis en el país.

Su objetivo es conformar un frente común, con legitimidad y capacidad, para participar en la política pública de nuestro país colaborando con el gobierno para el crecimiento socioeconómico y la generación de oportunidades equitativas en la industria del cannabis en México. Asimismo, busca ser promotor de un mercado regulado, con características específicas y jugadores de calidad, cuidando la industria, sus consumidores y quienes participan en ella. 

En ICAN, sabemos que existe mucha confusión y falta de información acerca de este proceso en el público general en México, y por eso nos hemos dedicado a compartir información acerca de esta industria de la manera más efectiva, simple y transparente posible. Asegúrate de estar siguiendo nuestros artículos y perfiles de redes sociales para que podamos proporcionarte las actualizaciones más importantes a medida que ocurren.

Red de Médicos
No olvides que en ICAN hemos creado una Red de Médicos capacitados en el uso de cannabis medicinal en México, ellos pueden prescribir medicamento con CBD seguro y legal en el territorio nacional.

Referencias

[1] The Marihuana Tax Act of 1937. H.R. 6906. 75th U.S. Congress (1937).

[2] The Comprehensive Drug Abuse Prevention and Control Act of 1970. H. R. 18583. 91rst U.S. Congress. (1970).

[3] Compassionate Use Act of 1996. (Cal.) s. 11362.5. (U.S.A.).

[4] Reformas a la Ley General de Salud, al Código Penal Federal y al Código Federal de Procedimientos Penales. (2009). Secretaria de Salud. Recuperado de <PDF>  

[5] Malkin, E., Ahmed, A. (2017). Ruling in Mexico Sets Into Motion Legal Marijuana. The New York Times. Recuperado de <Sitio web>

[6] Reforma a Ley General de Salud y Código Penal. Diario Oficial de la Federación de México. 16 de Junio de 2017. Recuperado de <Sitio web>

[7] Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios. (2018). Lineamientos en Materia de Control Sanitario de la Cannabis y Derivados de la Misma. Recuperado de <PDF>

[8] Notimex. (2018). La Suprema Corte sienta jurisprudencia en uso recreativo de marihuana. ADN Político. Recuperado de <Sitio web>

[9] Suprema Corte de Justicia de la Nación. (2019). INCONSTITUCIONALIDAD DE LA PROHIBICIÓN ABSOLUTA AL CONSUMO LÚDICO O RECREATIVO DE MARIHUANA PREVISTA POR LA LEY GENERAL DE SALUD. Semanario Judicial de la Federación.

[10] InfoBae. (2019). La Corte determinó que jueces federales deberán otorgar amparos para el uso recreativo de la marihuana. Infobae México. Recuperado de <Sitio web>

[11] C. Titulares de las Unidades Administrativas de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios. (2019). Oficio No. SOO/ 134/ 2019.

[12] Ortega, A. (2018). Punto por punto, esto plantea Olga Sánchez Cordero para regular la marihuana. ADN Político. Recuperado de <Sitio web>

[13] Morales, A. y Arvizu, J. (2018) La senadora Olga Sánchez Cordero presenta iniciativa para regular la marihuana.