¿Interesado en mantenerte informado acerca del cannabis?

Lowell Café

Nació un nuevo modelo de negocio: los salones cannábicos. Lowell Café es el primero en Estados Unidos y la apertura a la experiencia por parte de los consumidores es muy prometedora. 

Conforme la aceptación global del cannabis va avanzando, la industria continúa creciendo y diversificándose. Hoy en día, varios estados de nuestro vecino país del norte, así como los países que han permitido el uso adulto del cannabis, tienen diversos niveles de apertura a la experiencia en sus mercados; desde los lugares en donde se permite consumir, quiénes pueden distribuir o vender, y hasta qué se puede promocionar.

California ha destacado como uno de los estados con un mercado más abierto a la experiencia del consumo de cannabis. A diferencia de la mayoría de los países y otros estados que permiten el uso adulto, en California es legal la promoción del cannabis (con ciertas limitaciones) y de las distintas marcas que operan en el estado. Continúa leyendo para que te contemos por qué este establecimiento es tan único e importante.

Lugares de consumo: ¿qué se permite y qué no?

La regla común en las regiones que permiten el uso de cannabis es que se prohíbe el consumo en espacios públicos. Hablando de Estados Unidos, en los estados donde se permite el consumo adulto, así como la compra de cannabis o sus derivados, solamente se pueden usar los productos en residencias y propiedades privadas.

Canadá es el único país en donde es posible caminar en la calle y prender un cigarrillo de cannabis, con restricciones similares a las del tabaco (esto varía un poco dependiendo de la provincia), sin embargo, sí existen algunos cafés designados al consumo de cannabis en los cuales no es posible vender el producto. [1]

Por otro lado, en Países Bajos, aunque la posesión de drogas blandas (incluyendo el cannabis) es considerado un delito, existe una apertura a la experiencia y una política de tolerancia; la ley no aplica a la compra y venta de pequeñas cantidades de cannabis en lugares designados: los famosos coffeeshops.

En estos establecimientos no solo puedes comprar cigarrillos, hash y brownies, sino que también puedes consumirlos. [2]

En contraste, hasta hace poco en Estados Unidos, no existía un estado que permitiera el consumo de cannabis fuera de casa o en lo privado.

Es paradójico porque representan el mercado de cannabis más grande del mundo. [3] El gobierno de California dejó la puerta abierta para que las jurisdicciones locales otorguen licencias que permitan la apertura de locales cuya función sea introducir al público a la experiencia del consumo de cannabis en el sitio, siempre y cuando no sea visible al público, sea un área restringida a menores de 21 años y que no se permita el consumo de alcohol ni tabaco en las instalaciones. Ciudades como San Francisco, Oakland y South Lake Tahoe se convirtieron a principios del 2019 en pioneras de salas de consumo. [4] Las cuales se caracterizan por ser espacios limpios, cómodos, con mucha apertura y seguridad para que los clientes se entreguen a la experiencia de disfrutar productos de cannabis de primer nivel, mientras socializan. Esto no va más allá de la venta, uso de la flor, comestibles y sus otros métodos de consumo.

Entonces, ¿por qué ha habido tanto furor y cobertura de prensa de este café/sala de consumo? Aparte de llamar la atención gracias a sus famosos inversionistas: Miley Cyrus y Chris Rock, por mencionar solo dos.

Lowell Café: ¿por qué es diferente?

Lowell Café ofrece una apertura única a la novedosa experiencia del cannabis, ya que es posible disfrutar de flor de alta calidad con un menú específicamente diseñado para acompañarla. No se trata solamente de compartir tiempo y risas con los acompañantes, sino que se asemeja a una cata de vinos con un menú diseñado para maridarlos. Pero ojo, aquí no se permite el consumo de alcohol. Antes de este lugar, la fusión entre el cannabis y la comida quedaba reservada para organizaciones como Mason Jar, creadores de eventos gastronómicos para fumadores de cannabis. Pero este tipo de empresas no dan el mismo servicio que se obtiene de un restaurante establecido.

A inicios del 2019, la ciudad de West Hollywood autorizó licencias para diferentes negocios de cannabis. Se otorgaron 8 licencias en las siguientes categorías: 

  • venta minorista para adultos
  • dispensario médico
  • sala de consumo (fumar, vapear y comestibles)
  • sala de consumo (solo comestibles) 
  • servicios de entrega. [5] 

Lo revolucionario de Lowell Café es que la primera licencia para sala de consumo (fumar, vapear, comestibles) les fue otorgada a ellos. Por otro lado, Lowell Farms, su compañía madre de café y productos de cannabis, así como otros derivados orgánicos, se asoció con Andrea Drummer, chef especializada en comida infusionada con cannabis. 

Lo interesante es que gracias a esta fusión se logró crear un menú pensado para que el comensal pueda acompañar la cepa seleccionada y con libertad y apertura poder relajarse a la mesa y disfrutar de la experiencia. Es importante mencionar que ni los comestibles que se venden, ni los productos cannábicos son creados ahí y que la comida que se ordena no contiene cannabis. [6,7] 

¿Cómo funciona?

John Leonard, administrador de la ciudad de West Hollywood y encargado de asuntos comunitarios y legislativos, fue clave para lograr esta apertura.

“No quisimos hacer una lotería u otorgar las licencias a la primera persona que llegara, queríamos recibir aplicaciones para las licencias y entregarlas a partir de los méritos, pero sobre todo que fuera un gran proyecto. Lowell Café está bajo control, los empleados te preguntan cuál es tu experiencia y tolerancia al cannabis. Si te ven muy intoxicado, te ayudan a pedir un taxi o Uber, es como cualquier bar de la ciudad”, agregó. [6] 

En lugar de tener a un barman, existen flower-hosts, que con conocimiento y apertura te ayudan a elegir a la mejor cepa como tu mejor opción de consumo de acuerdo con tu experiencia, tolerancia y estado de ánimo. Un segundo mesero aparece después, para tomar tu orden de comida. Al final, por temas fiscales y regulaciones que aún quedan por afinar, recibes dos cuentas diferentes. [8]

Un espacio comunitario

Llaman la atención el diseño del lugar y sus políticas de contratación, todo enfocado a un nuevo sentido comunitario e incluyente. Existen espacios libres de humo para los que no consumen cannabis y que aún puedan disfrutar de una gran comida sin sentir que están encerrados en una bodega. Las reservaciones son difíciles de conseguir por la demanda, pero no se necesitan conexiones especiales o ser alguien famoso para disfrutarlo. Su población objetivo no tiene edad, género o raza. [7]

El café se enorgullece de contratar a personas que cometieron delitos no violentos relacionados con drogas, dándole una oportunidad laboral a muchas personas que de otra manera probablemente no podrían conseguir un trabajo tan fácilmente. [6]

Conclusiones

Más establecimientos como este comenzarán a aparecer en la ciudad. El modelo de negocio está enfocado en normalizar y continuar con la aceptación social del cannabis.

Vale la pena mencionar que es un modelo replicable, sobre todo, en ciudades como West Hollywood que tienen una mayor apertura que otras ciudades. Tal vez la popularidad y la oportunidad de crear negocios atractivos con mayor apertura a vivir la experiencia del cannabis impulsen a que lugares como este nazcan alrededor de la industria. 

 Referencias:
[1] Ward, A. (2019). Is Public Cannabis Consumption Legal in Canada? PotGuide.com. Recuperado de <https://potguide.com/blog/article/is-public-cannabis-consumption-legal-in-canada/>, última consulta el 27 de noviembre del 2019.

[2] City of Amsterdam. (s.f.). Policy: Coffeeshops. Recuperado de <https://www.amsterdam.nl/en/policy/policy-safety/policy-coffeeshops/>, última consulta el 27 de Noviembre del 2019.

[3] Leafly Staff. (2016). Public Cannabis Consumption Laws: A state-by-state Guide. Leafly. Recuperado de <https://www.leafly.com/news/cannabis-101/public-consumption-laws-a-state-by-state-guide>, última consulta el 27 de noviembre del 2019

[4] Wigglesworth, A. (2018). Q&A Legal Weed in California: A consumer’s Guide. L.A. Times. Recuperado de <https://www.latimes.com/politics/la-pol-ca-cannabis-consumer-guide-20180420-htmlstory.html>, última consulta el 27 de noviembre del 2019.

[5] City of West Hollywood. (2019). Cannabis. City of WeHo. Recuperado de <https://www.weho.org/business/cannabis>, última consulta el 27 de noviembre del 2019.

[6] CBS This Morning. (2019). Inside The Nation’s very First Cannabis Café. CBS this morning. Recuperado de  <https://www.youtube.com/watch?v=kD-7_WxPhXg>, última consulta el 27 de noviembre del 2019.

[7] Blanche, B. (s.f.). The California Cannabis Laws You Should Know. Lowell Café Blog. Recuperado de <https://www.lowellfarms.com/blog/the-california-cannabis-laws-you-should-know>, última consulta el 27 de noviembre del 2019.

[8] Mallenbaum, C. (2019). Despite confusing cannabis laws, America has its first smoking cafe. Are more coming? USA Today. Recuperado de <https://www.usatoday.com/story/life/2019/10/15/cannabis-cafe-lowell-more-weed-smoking-restaurants-coming-to-us/3936738002/>, última consulta el 27 de noviembre del 2019.