Usar aceite de cannabis o fumar cannabis durante el embarazo. ¿Buena o mala decisión?

El embarazo es una etapa compleja para el cuerpo de la mujer, no hay muchas alternativas efectivas para los malestares. ¿Qué tan recomendable es usar cannabis?

Los malestares en el embarazo son muy comunes y generalmente cualquier tipo de medicamento está contraindicado para una mujer embarazada si su médico particular no lo ha indicado expresamente. Sin embargo, con el cannabis hay varias alternativas, una de ellas podría ser usar el aceite de cannabis durante el embarazo o fumar el cannabis para combatir algunos malestares.

En el artículo de esta semana revisamos la información más importante al respecto, esperando que ayude a muchas mujeres en esta etapa tan importante y trascendental.

Los malestares en el embarazo van más allá de simples náuseas

Sin lugar a duda el embarazo representa todo un reto para el cuerpo de la mujer. Las náuseas y vómitos son bastante frecuentes, pero hay casos complejos que pueden derivar en hospitalización, tales como la hiperémesis gravídica. De tal suerte que muchas mujeres embarazadas con malestares severos están en la constante búsqueda de soluciones que sean verdaderamente efectivas y con menos efectos secundarios para ellas y para sus bebés. La realidad es que el cannabis en dosis moderadas le ayuda al cuerpo de la mujer, como lo vimos aquí; pero ¿qué pasa cuando la mujer está embarazada?

Un poco de historia

En lugares como el Antiguo Egipto, Judea, Asiria, la antigua China, Europa, África, América colonial, Camboya, Tailandia y Laos existen algunos registros arqueológicos y escritos que confirman el uso de aceite de cannabis o sus derivados para aliviar padecimientos como dismenorrea (dolores muy fuertes durante la menstruación), facilitar el trabajo de parto tras el embarazo y aliviar náuseas matutinas/hiperémesis gravídica.4

¿Qué efectos tiene el cannabis en el feto?

Hoy en día no es raro encontrar mujeres que usen aceite de cannabis o algún otro producto de cannabis durante su embarazo. Sin embargo, los investigadores no saben si el cannabis afecta al feto o no. Por esta razón, la mayoría de los profesionales de la salud recomiendan evitar el consumo de cannabis durante el embarazo.3

También es importante mencionar que los cannabinoides, ya sean endógenos o derivados de plantas (fitocannabinoides), tienen efectos sobre el sistema nervioso central a través del receptor de cannabinoides tipo 1 (CB1). Para que te acuerdes de cómo interactúan los cannabinoides con los receptores, sigue este link. A partir de la semana 14 de gestación, los fetos humanos desarrollan receptores CB1 en el sistema nervioso central, estos receptores van aumentando conforme avanza la edad gestacional, lo que sugiere un papel importante para los endocannabinoides en el desarrollo normal del cerebro humano.2

La Dra. Heather Bradshaw, especialista en farmacología por la Universidad de Indiana, menciona lo siguiente: “estamos muy cerca de comprender todos los efectos del THC y el CBD en el cerebro. Por el momento, lanzar conclusiones respecto a las afectaciones en el desarrollo fetal por la exposición al cannabis aún es prematuro. Sin embargo, algunas investigaciones sugieren que la exposición temprana del cerebro al THC, puede aumentar las posibilidades de esquizofrenia y afectar el desarrollo motor”.3

Efectos negativos del cannabis en el embarazo

En la opinión de la Dra. Bradshaw no hay un nivel seguro de consumo de cannabis, ya que los químicos contenidos en la planta pueden tener efectos negativos en el largo plazo. Los explicamos a continuación:

Bajo Peso al Nacer

Al analizar 24 estudios con mujeres que usaron aceite de cannabis o lo consumieron de alguna otra forma durante el embarazo, se encontró una relación entre los bebés que registraron un peso muy bajo y las mamás que consumieron cannabis. La reducción del peso al nacer se asocia con niveles bajos de oxígeno, dificultad para mantener la temperatura corporal y problemas respiratorios, entre otras complicaciones. Sin embargo, no todos los estudios en el análisis mostraron una conexión entre el consumo de cannabis y el bajo peso al nacer.

La investigación también sugiere que los bebés cuyas mamás habían consumido cannabis durante el embarazo, eran más propensos a ser hospitalizados en la unidad de cuidados intensivos neonatales, en comparación con aquellos que no habían estado expuestos al cannabis.3

Muerte fetal

En el 2013 otro estudio consideró casos de mortinatos en 59 hospitales estadounidenses. Los investigadores analizaron muestras de sangre de las mujeres y los cordones umbilicales. Determinaron que el consumo de cannabis aumentaba el riesgo de muerte fetal en un 200%.3  

Sin embargo, no hay suficiente evidencia para poder relacionar el consumo de cannabis en el embarazo y la mortalidad perinatal, aunque el riesgo de muerte fetal puede incrementar levemente.2

Por otro lado, los investigadores señalaron que es difícil diferenciar los efectos de fumar cannabis o tabaco. Con frecuencia las personas usan ambos productos al mismo tiempo, y el tabaco sí puede causar complicaciones en el embarazo.3

En el informe de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos se hizo énfasis en determinar si los bebés de madres que usaron cannabis aumentaban las probabilidades de terminar en la unidad de cuidados intensivos neonatales, sufrir el síndrome de muerte súbita infantil o experimentar desafíos cognitivos y académicos en sus vidas futuras. Los investigadores concluyeron que “la evidencia era limitada, insuficiente o nula”.1

La polémica no para y faltan conclusiones convincentes

Mientras, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) considera que es seguro usar aceite de cannabis o sus derivados durante el embarazo porque el uso medicinal es legal en algunas áreas de los Estados Unidos. Por otro lado, otros piensan que fumar cannabis es peligroso, pero que los derivados como los comestibles no dañan al feto. Sin embargo, la investigación arroja que el uso de cualquier forma de cannabis puede afectar el crecimiento y el desarrollo del feto.3 

Las principales preocupaciones giran en torno al deterioro del desarrollo neurológico y los efectos negativos que genera el tabaquismo en el feto y en la madre. Por lo tanto el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos recomienda dejar de consumir tabaco y cannabis, inclusive para uso medicinal, a todas las mujeres embarazadas o a las que están contemplando la maternidad.

    De igual manera consideran que los obstetras-ginecólogos no deben recetar o sugerir el uso de cannabis con fines medicinales durante la preconcepción, el embarazo y la lactancia. Al final del día, actualmente no hay datos suficientes para evaluar los efectos del consumo de cannabis en los lactantes durante la lactancia materna, y en ausencia de dichos datos, no se recomienda su uso.2

    Lo que es un hecho es que existe suficiente información anecdótica de mujeres embarazadas que afirman haber utilizado cannabis para aliviar sus náuseas matutinas y mejorar su apetito en esta etapa tan delicada. En este caso, ninguna menciona haber tenido efectos secundarios negativos; pero siempre se recomienda que cualquier uso de cannabis durante el embarazo y la lactancia sea bajo la supervisión de un médico especialista en el tema, ya que aún se están realizando estudios para determinar dosis exactas, así como la cantidad específica de cada cannabinoide para tratar cada padecimiento.

    Referencias

    1. Center For Disease Control and Prevention (2018). Marijuana and Public Health. Recuperado de https://www.cdc.gov/marijuana/faqs/mixing-marijuana-with-alcohol-tobacco-drugs.html
    2. Crane, M. (2019). Dangers of Marijuana: Long-Term Effects of Pot on the Brain and Body. American Addiction Centers. Recuperado de https://americanaddictioncenters.org/marijuana-rehab/long-term-effects
    3. Iversen, L.L. (2000). The Science of Marijuana. Oxford: Oxford University Press. 
    4. NIDA. (2018, Junio 22). Marijuana. Recuperado de https://www.drugabuse.gov/publications/drugfacts/marijuana  

    ¿Quieres mantenerte informado acerca de los avances en el mundo del cannabis?

    ¡Suscríbete aquí para recibir nuestro boletín!